• Últimas Noticias

    Pureza Sexual - Esteban Grasman






    En la increíble trayectoria y carrera del gran Rey David existe una temporada de adulterio, fornicación y asesinato. Eso no lo contaban en la escuela dominical. El caso es que David cae en Inmoralidad Sexual. Casualmente estamos hablando de esto en UNO.

    Leia esto ayer y las palabras de Dios me cayeron como tonelada. Están registradas en 2 Samuel 12. “…despreciaste la Palabra del Señor…me despreciaste..” v.9-10

    Cuando caemos en inmoralidad sexual, no solamente es pecar. Es DESPRECIAR a Dios. Es menospreciar Su instrucción, guía, amor y sabiduría. Es decir: yo se mejor, mi manera es mejor. Cuando escuchamos Su instrucción, Su palabra y hacemos lo contrario estamos DESPRECIANDO a Dios. Desprecio. Restarle valor a lo que alguien hace o dice.

    No dejes que por una calentura DESPRECIES al Dios de amor. Y por ese desprecio, David merecía morir. Hay esperanza. En el instante en el que David reconoció que era culpable y aceptó su error, registra sus palabras en 2 Samuel 12:13.

    “¡He pecado contra el Señor! —reconoció David ante Natán. —El Señor ha perdonado ya tu pecado, y no morirás —contestó Natán—.”

    Si hay una reacción inmediata al pecado…Dios ofrece un perdón INSTANTANEO. Aceptalo. Es gratis. Es para ti. Inmediato, instantáneo. 

    Escrito por Esteban Grasman
    Fuente: Obra en Proceso

    Facebook

    Siguenos en Twitter

    Visita 24punto7.INFO

    Seguir por Email