• Últimas Noticias

    Un pensamiento íntimo encima del avion...SOLO PARA ALGUNOS - Dante Gebel

    Luego de la segunda guerra mundial, la economía de Japón estaba devastada. Un gran experto llamado Edward Demming ayudó a los japoneses a revertir la economía pobre de su país. Les dijo: "Si ustedes mejoran algo acerca de ustedes mismos y hacen de la calidad un logro y un modo de vida, ustedes revertirán la economía de Japón en diez años. Luego, si continúan mejorando cada día, aunque sea minúsculo, en tres décadas se convertirán en un poder económico mundial". Hoy Japón es una potencia mundial; dieron vuelta la nación.

    Eso mismo he implementado en mi equipo (Línea Abierta Group) hace casi veinte años: "Esto es para Dios, debe ser siempre lo mejor de lo mejor, y debemos mejorar cada día, todos los días".

    El reciente Superclásico en el estadio Unico nos costó un millón cien mil dólares, y cuando vemos el presupuesto invertido decimos: Solo la pantalla costó 260.000 dólares!, pudimos haber puesto una mas pequeña y nadie lo habría notado. La lluvia de papelitos salieron una fortuna, si no los poníamos, nadie los habría echado de menos. O pudimos haber regateado con la calidad del sonido, o con el escenario, los desniveles, los ascensores o con la logística. No se ni de donde salió el dinero, pero me he dado cuenta que Dios ama la calidad, la excelencia.

    Siempre nos comparábamos con otros eventos cristianos y decíamos: "Podemos hacerlo mejor, esto se trata del negocio de Dios, tiene que ser lo mas excelente posible, estamos representando al Señor!". Pero ahora me siento feliz que los cristianos hasta superamos la puesta de cualquier show secular.

    Claro que obviamente lo mas importante es la presencia de DIOS que se sintió, la Palabra predicada, el clima espiritual y las almas que conocieron al Señor. Pero también me siento feliz de haber invertido lo mejor para Dios. Hasta donde te atrevas a soñar, hasta allí Dios te va a llevar.

    Ahora nos sentamos a planificar el próximo Superclásico y la consigna es: "Muchachos, yo voy a orar mucho mas, voy a prepararme espiritualmente mucho mas, traeré un mensaje mucho mas ungido, pero prométanme que tendremos una puesta diez veces superior a la que hicimos en el estadio Unico, podemos mejorar, aunque sea minúsculo cada día, pero podemos hacerlo mucho mejor. Esto se trata de Dios, nada menos, y estamos representándolo".

    Esta nota va para algunos que saben de que hablo...

    Ya van a aparecer los que salen con: "Entonces los que no tienen un millón de dólares no sirve lo que hacen?" o "Y los que no tenemos recursos significa que Dios no nos usa?"...pero no hablo de eso. Me refiero a que sea lo que sea que hagas, haz lo mejor que puedas. Yo también comencé mi primera cruzada allá por el año 1993 con dos parlantes en un cine viejo y una pantalla que apenas se veía, pero te aseguro que en ese momento de mi vida, era lo mejor que podía dar y todo lo que tenía. Vendí mi primer viejo auto para pagar aquella cruzada, cada peso lo invertimos en predicar. Mirábamos a nuestro alrededor y decíamos: "No pudimos hacerlo mejor, Dios sabe que lo dimos todo otra vez".

    A eso me refiero. Dalo todo. Invierte tu vida. Da todo lo que tengas. Tu dinero, tu tiempo y tu juventud...y Dios, que no es deudor de nadie, te lo compensará.

    Quieres saber la medida de tu compromiso? trata de recordar cuanto tiempo y cuanto dinero has invertido en su Obra en lo que va de este año...esa es la medida real de tu entrega. No pidas "naciones" o "estadios" si antes no lo das todo; tiempo y dinero, mínimamente para empezar.

    Así como juntamos un millón de dólares para hacer una cruzada gratuita, pude haber juntado ese dinero para comprarme una casa en cualquier parte del mundo. O pude haberme ido a recorrer el globo. O haberlo gastado en cualquier otra cosa personal y nadie me habría podido culpar por no regresar a Argentina, después de todo, el River 2005 fue una gran despedida, la salida de una etapa por la puerta grande. Pero Dios sabe que puede confiar en mi, que yo siempre estoy dispuesto a creerle y a volver a invertirlo todo por El.

    Estás dispuesto a pagar el precio? a darlo todo YA MISMO?

    Porque si quieres soñar en grande, deberás pagar en grande. Dios no puede confiarle una multitud a alguien que pone dos pesos en la ofrenda y se guarda un buen resto para salir el sábado con los amigos. No está mal si lo haces (me refiero a que no estás pecando) pero tampoco esperes que Dios te lleve a las grandes ligas.

    Esta nota producirá polémica, yo lo se.

    Algunos comprenderán que esta es una palabra puntual del Señor que estaban esperando y la pregunta quedará replicando en sus mentes: "Estás dispuesto a darlo todo ya mismo?".

    Otros, se pondrán a defender su propia mediocridad alegando que Dios no pide nada, que todo es gracia, que Dios usa a todos por igual, que no hace falta pagar nada, etc. Esos siempre han estado en nuestras iglesias: los parásitos del sistema, los que opinan y justifican su escasa entrega y espiritualidad criticando a los que hacen y corren los riesgos. Si Jesús no perdió el tiempo con ellos, yo tampoco.

    Pero recuérdalo: Tu eres diferente, paga el precio mas alto que puedas (no hablamos de salvación, sino de ministerio y llamado) mejora cada día (aunque sea minúsculo) y en diez años o menos, serás una potencia espiritual mundial.

    Te doy mi palabra.

    Publicado: http://www.facebook.com

    Por Dante Gebel, el Viernes, 04 de noviembre de 2011 a las 13:49

    Facebook

    Siguenos en Twitter

    Visita 24punto7.INFO

    Seguir por Email