• Últimas Noticias

    El Esposo Perfecto - Veinte Veinte


    Había una vez una mujer que estaba harta de su esposo a quien veía todos sus defectos, ya no le agradaba convivir con él, pensaba en que si tuviera otra pareja no se comportaría así.

    Un día le dan oportunidad de cambiar a su cónyuge. En el periódico vio un anuncio increíblemente llamativo con letras rojas, ocupaba casi toda la página. Se anunciaba un lugar donde las mujeres podían reelegir y cambiar de marido. Era la novedad, así que se aventuró a ir.
    La encargada le dijo: “A la entrada están las instrucciones sobre cómo funciona el programa. Se puede visitar el negocio una sola vez. Hay seis pisos y las características del hombre mejoran a medida que se sube de nivel.
    * Pero no se puede regresar al piso inferior.*

    1º PISO: un cartel sobre la puerta dice:
    Este hombre tiene trabajo”.* pero enseguida vio que eran fumador y eso no le gustó.
    La mujer decide subir al piso siguiente.

    2º PISO
    Este hombre tiene trabajo y ama a los niños".* Enseguida vio que no era ordenado y se olvidaba de las fechas.
    La mujer decide subir de nuevo

    3º PISO
    Este hombre tiene trabajo, ama a los niños y es muy bello”,* pero enseguida vio que no era romántico ni le gustaba bailar…
    decide subir un piso más.

    4º PISO
    Este hombre tiene trabajo, ama a los niños, es muy bello y ayuda en las tareas del hogar”, es buen padre , tienen un trabajo estable, pero es parrandero, llega tarde a casa*
    y pensó: “Increíble! Mi esposo siempre llega temprano a casa”.
    Entonces, decide subir una vez más.

    5º PISO:
    Este hombre tiene trabajo, ama a los niños, es muy bello, ayuda en las tareas del hogar, es extremadamente romántico y tiene un coche de lujo".* Pero nunca nunca va a la Iglesia, le gusta el alcohol y no le gusta bailar.
    La mujer se entristece, y piensa que pronto conocerá a alguien mejor que su marido… pero decide subir al sexto piso porque piensa que todavía no es 100% perfecto.

    6º PISO
    "Usted es la visitante numero 9.585.676 en visitar este salón, *acá no hay hombres,*
    *este piso existe solamente para demostrar que no hay un hombre perfecto ni tampoco una mujer perfecta.
    Enseguida la esposa volvió a casa… había aprendido una enorme lección. Regresó más enamorada de su marido.

    Comprendiendo que “No existe la perfección”, pero si un Dios que los puede dirigir a ella, cada día con paciencia, amor y comprensión entre ambos.

    Esa necesidad que tenemos de idealizar al “cónyuge que no cometa errores”, hace que se nos olvidemos que el esposo o la esposa perfecto/a, NO EXISTE.

    Pero dos seres llenos de defectos que quieran acompañarse en el imperfecto día a día luchando con la guía de Cristo, eso sí existe, en eso sí creo.”

    Facebook

    Siguenos en Twitter

    Visita 24punto7.INFO

    Seguir por Email